El ‘culebrón’ inexplicable (e inexplicado) de la reforma de estatutos del Colegio de Médicos de Madrid

A la vista de lo que está sucediendo con la anunciada reforma de los estatutos del Colegio de Médicos de Madrid (ICOMEM), presido por Sonia López Arribas, no faltan quienes se preguntan en manos de quién está la institución pues, según se informó, el órgano directivo hasta se ha dotado de un asesor, un tal Antonio Mora, que comenzó cobrando 150.000 euros al año. Y es que, a mediados de junio, se convocó irregularmente a los compromisarios, citándolos con una carta certificada para que, en una reunión convocada para el 28 de junio, defendieran sus propuestas sobre los estatutos; como la convocatoria carecía de validez, se les llamó por teléfono anulando la convocatoria, aspecto que fue criticado por el modo; de ahí que, prácticamente el mismo día en que habían sido citados, recibieron otra carta certificada anulando oficialmente la reunión y dejando el debate para septiembre. Lamentable.

Deja un comentario