El consejero de Sanidad de Madrid sólo quiere súbditos

— 19 Dic, 2016 - 2:20 pm

Jesús Sánchez Martos

Jesús Sánchez Martos

Ante la incapacidad manifiesta del consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Jesús Sánchez Martos, para resolver problemas, lo que busca son súbditos que silencien su actuación. Acaba de ocurrir en los últimos días con su decisión de destituir a la directora de enfermería de un centro de salud por haber decidido, siguiendo la pauta de actuación del consejero, poner de manifiesto el desabastecimiento de determinada vacuna en su centro, de referencia en este caso, sin que hubiera obtenido respuesta a sus demandas anteriores. La respuesta de Sánchez Martos, conocido ya como ‘el consejero de la humanización’, fue destituir a la enfermera por considerar que su conducta había sido impropia de un cargo directivo. Vamos, que considera que un cargo de confianza comporta silenciar la mala marcha de las cosas por culpa de gestores políticos como Sánchez Martos, uno de los buscadores de votos para la presidenta Cifuentes. (En este contexto, resulta significativo el comentario de la Asociación de Facultativos Especialistas, AFEM, sobre lo que, en este caso, debe entenderse como ‘cargo de confianza’).

 

Deja un comentario