El Colegio de Médicos de Madrid (Icomem) cede al chantaje de Antonio Mora

Todo indica que el Colegio de Médicos de Madrid (Icomem), presidido por Sonia López Arribas, ha cedido al chantaje del que, hace prácticamente un año, fuera contratado como director general, un tal Antonio Mora, con una retribución de 150.000 euros al año. A la vista de las críticas suscitadas tanto por la forma de hacer la contratación como por la cuantía de la retribución, se optó por rescindir tal contrato, por lo que el tal Mora decidió demandar al Icomem por incumplimiento de lo acordado. Pues bien, este lunes, tres días de que se viera la demanda en los tribunales se ha llegado a un acuerdo entre el Pleno de la Junta Directiva del Icomem y Antonio Mora Cepero mediante el cual dejará de ser director general de la corporación médica para pasar a ocupar el cargo de asesor de la Junta Directiva desde el mes de junio, y además se modificarán sus funciones y se reducirá su retribución. (De 150.000 euros anuales pasará a cobrar, según se dice en la nota del Colegio, como un jefe de servicio; es decir, unos 3.000 euros mensuales). Eso sí, la Junta Directiva dice que de este modo cumple un acuerdo de la Asamblea de Compromisarios, mientras que, por su parte, Mora retira la demanda laboral contra la corporación médica, dejando sin efecto la vista prevista para el próximo jueves 6 de junio. Está claro que, a la vista de la situación, el Icomem ha cedido. Además, se anuncia que al tal Mora se le va a encomendar, entre otros cometidos, la coordinación y supervisión del funcionamiento interdepartamental por expreso mandato de la Junta Directiva, así como la gestión con diferentes empresas externas para el buen gobierno colegial. Es decir, que se haga cargo del negocio del colegio. Y luego quieren que la colegiación sea obligatoria.

Deja un comentario