El botellón ocasiona alteraciones cognitivas

— 21 Nov, 2016 - 1:33 pm

 

image__botellon_200_37921Los jóvenes con patrón de bebedor excesivo de fin de semana –práctica conocida popularmente como botellón- presentan peor rendimiento en pruebas neuropsicológicas que valoran la atención y la flexibilidad mental, según se pone de manifiesto en un estudio realizado por investigadores de la Unidad de Deterioro Cognitivo del Hospital Valdecilla en alumnos universitarios de la Escuela Gimbernat-Cantabria, centro adscrito a la Universidad de Cantabria, con sede en Torrelavega. La investigación, dirigida por el neurólogo Pascual Sánchez-Juan y publicada recientemente en la revista ‘Plos One’, consistió en analizar los hábitos de vida de 206 estudiantes con una edad media de 19 años y que se clasificaron en bebedores excesivos de fin de semana -consumidores de 5 o más unidades de bebidas alcohólicas en dos horas, considerando que cada unidad contiene 10 gramos de alcohol puro- y no bebedores excesivos. En el estudio se evaluó la memoria y las funciones ejecutivas mediante una amplia batería de tests neuropsicológicos y se compararon los resultados entre bebedores excesivos y no excesivos. Según el análisis de los hábitos de vida, el 48% resultó ser bebedores excesivos, con una edad media de inicio en el consumo de alcohol de 15 años. Además, los investigadores encontraron que los alumnos con patrón de bebedor excesivo tuvieron un peor rendimiento y tardaron una media de 43,4 segundos en completar el test que medía funciones ejecutivas mediante la atención y la flexibilidad mental, 6 segundos más que los estudiantes sin patrón de consumo excesivo.

 

Deja un comentario