Dormir la siesta para tener un corazón sano

— 9 Ago, 2016 - 5:47 pm

Marisa Navarro

Marisa Navarro

La siesta es una costumbre española, aunque cada vez más países la adoptan por ser un hábito muy sano. Junto con la dieta mediterránea, el dormir un poco tras las comida del mediodía se considera una costumbre muy saludable. Según explica la doctora Marisa Navarro, autora del libro “La Medicina Emocional”, la razón es que los seres humanos estamos hechos para dormir dos veces al día, puesto que los golpes de sueño aparecen cuando se produce una bajada de temperatura; y los humanos tenemos dos bajadas al día, una por la noche y otra que suele coincidir con el medio día, que sería la hora de la siesta. “La siesta es totalmente recomendable, y en los meses de calor más aún, ya que las altas temperaturas contribuyen a adormecernos debido a la vasodilatación periférica que se produce, a lo que se añade que estamos haciendo la digestión, que provoca la consecuente somnolencia”, asegura la experta. Entre las ventajas que supone la siesta se encuentra que hace que se recobren fuerzas y energía, además de tener muchos beneficios a nivel cardiaco, pues descansar a mitad de la jornada reduce el estrés cardiaco y disminuye la presión arterial. Dormir la siesta aumenta la memoria, el aprendizaje y la atención, así como la creatividad y la capacidad para resolver problemas, estaremos de mejor humor, más activos y rendiremos más en el trabajo. Muy recomendable para descansar los ojos después de una primera parte de la jornada laboral mirando la pantalla de ordenador u otros dispositivos electrónicos.

 

Deja un comentario