De los recortes sanitarios, o la ley del embudo

Estos días circula, entre los profesionales, el siguiente texto que no tiene desperdicio: ‘El centro de investigación Príncipe Felipe (Valencia) ha despedido a 108 trabajadores de los 258 empleados con los que contaba, 79 son científicos, los que se quedan tienen una reducción de salario. Se han cerrado 14 líneas de investigación, algunas eran sobre el cáncer, parkinson o alzheimer. Pero han gastado 3 millones de € organizando un campeonato de golf de un fin de semana en Castellón; 15 millones de € en unas torres de Calatrava que al final no se van a construir, han comprado “por un precio simbólico” la empresa Valmor Sports, encargada de la organización de la formula 1, pero se hace cargo de 30 millones de € de deuda’.

Deja un comentario