De la dimisión a la destitución de Carlos Amaya en el Colegio de Madrid

En la asamblea de compromisarios del Colegio de Médicos de Madrid, en la que se aprobaron las cuentas de 2012, una de las sorpresas que saltaron surgió cuando Carlos Amaya, que fue nombrado asesor de Sonia López Arribas cuando llegó a la presidencia, trató de justificar su dimisión, momento en que fue interrumpido por la vicepresidenta colegial, Ana Sánchez Atrio, que aseguró que no había dimitido, sino que le habían echado, al parecer porque andaba jugando a dos bandas, algo que no sorprendió a muchos de los presentes. Y es que, según señalaron algunos de los presentes, trató de convencer a la Junta de las bondades de la reforma sanitaria de la Comunidad de Madrid, frente a los perjuicios para los profesionales. Todo un sindicalista.

Deja un comentario