El presidente del Colegio de Médicos de Baleares, de mal en peor

A las últimas informaciones sobre que la Fiscalía está investigando una presunta malversación en el Servicio de Traumatologia del Hospital Comarcal de Inca, del que es jefe Antoni Benassar, el presidente del Colegio de Médicos de Baleares, ha venido a sumarse estos días una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), que no admite recurso, en que pone en evidencia la estrategia montada por el equipo de Benassar para desacreditar a Fernando García Romanos, que fue su opositor en las últimas elecciones al Colegio. Desde el Colegio de Benassar, se abrio expediente a García Romanos por revelación de secretos y por no haber observado los trámites deontológicos para dirimir las divergencias en el proceso electoral. El proceso llegó al Consejo General de Médicos (OMC), cuya Comisión Deontológica desestimó la primera acusación y admitió la segunda que costó a García Romanos la sanción de un mes de suspensión del ejercicio profesional. Pues bien, el TSJM, en sentencia de 21 de septiembre, determina que “la sanción impugnada se impuso por una conducta totalmente ajena al ejercicio profesional” y, asimismo, expone que “no aparece un solo cauce reglamentario vulnerado en la conducta del Dr. García Romanos” y que, “en el presente caso, no infringió dicho Código, ni se le reputa conducta médica infractora”. Seguiremos atentos.

Deja un comentario