Contra la reforma sanitaria que puede costar vidas

La no renovación de tarjetas sanitarias a inmigrantes en situación administrativa irregular a partir del 1 de septiembre podría afectar a la vida y a la salud de miles de personas. Así lo han denunciado Amnistía Internacional, Médicos del Mundo y Red Acoge, que este martes han entregado de forma simultánea en las Presidencias de las Comunidades Autónomas 59.146 firmas recogidas y que les solicitan que garanticen el acceso y disfrute del derecho a la salud de todas las personas, en cumplimiento a sus obligaciones internacionales, sin regresividad ni discriminación y mantengan la asistencia sanitaria para todas las personas. Las organizaciones consideran que la reforma sanitaria introducida por el Real Decreto Ley 16/2012, puede costar vidas. Los recortes implican que las personas migrantes mayores de edad en situación irregular solo serán atendidas en urgencias y en los supuestos de embarazo, parto y posparto. Implican también que personas españolas -como las mayores de 26 años que no hayan cotizado- verán dificultado su acceso al derecho a la salud, lo que para estas organizaciones son medidas regresivas y discriminatorias.

Deja un comentario