Comienzan a aparecer los efectos de los recortes en sanidad

A la vista de los datos sobre evolución de los datos de población en 2012 dados a conocer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FASP) advierte que el incremento de la mortalidad en España en un 4,6% en dicho año es el primer indicio de la repercusión de la crisis y los recortes en Sanidad sobre la salud de las personas. Y dice que el dato es preocupante porque la población española disminuye por el retorno de los inmigrantes y la inmigración de los españoles. Parece claro, insiste, en que estamos ante los primeros resultados de una política de recortes que afectan a toda la población (pobreza, desempleo, malnutrición, etc) y cuyos efectos no pueden ser paliados por un sistema sanitario que ha sufrido un proceso de empobrecimiento (bajada de presupuestos y menos recursos), de privatización, y del establecimiento de copagos que impiden el acceso a la ciudadanía a unos recursos sanitarios que necesitan.

Deja un comentario