Buscan averiguar los beneficios de la salsa de tomate en nuestra salud y nuestros genes

Varios estudios científicos han demostrado que el consumo elevado de frutas y hortalizas reduce la presión arterial gracias su alto contenido en polifenoles; en concreto, el consumo regular de tomate se ha asociado a un menor riesgo de cáncer, y a una menor incidencia de enfermedades cardiovasculares, debido a su contenido en compuestos con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Ahora, un proyecto científico en el que participa Gallina Blanca Star junto con tres equipos del Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBEROBN), investiga el efecto preventivo del consumo regular de tomate sobre las enfermedades cardiovasculares. Los equipos participantes en la investigación son el grupo de Antioxidantes de la Universidad de Barcelona, el grupo Epigem-Nutrigenio de la Facultad de Medicina de la Universidad de Valencia, y el grupo de investigación del Servicio de Medicina Interna del Hospital Clínic de Barcelona.

Deja un comentario