Australia inicia su batalla contra los antivacunas

El gobierno federal de Australia ha anunciado que los padres que no hayan vacunado a sus hijos no tendrán derecho al beneficio fiscal que se aplica a las familias con descendencia y que puede alcanzar los 1.500 euros por hijo. Está previsto que la medida entre en vigor en julio de 2012. http://www.smh.com.au/national/tax-threat-to-parents-who-dont-have-their-children-immunised-20111124-1nwwx.html

Deja un comentario