Andalucía denuncia los obstáculos del Gobierno Central a su política farmacéutica

La decisión del gobierno de España de presentar otro contencioso administrativo pidiendo nuevamente la suspensión de la tercera subasta de medicamentos acordada por el gobierno andaluz ha sido interpretada por consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, como un nuevo obstáculo a la política social de Andalucía, pues no sólo recorta su presupuesto, sino que impide medidas de ahorro en un gasto tan importante como es el gasto de farmacia y bloquea una gestión eficiente en temas de enorme importancia para la ciudadanía. De todos modos, el gobierno andaluz confía en que se vuelva a paralizar este nuevo contencioso administrativo, estar pendiente de la decisión del Constitucional la solución de la primera subasta puesta en marcha.

Deja un comentario