AMYTS contra privilegios no deseados ni solicitados

AMYTS, tras haber valorado cómo se trata la jubilación de facultativos con dispensas sindicales, quiere comunicar que siempre ha manifestado su oposición a la jubilación obligatoria a los 65 años y que, ante la decisión de la Consejería de Sanidad, no exenta de interés, de jubilar forzosamente a los facultativos de más de 65 años, de forma injusta y sin criterios claros, denuncia que pone una vez más a los representantes legítimos de los trabajadores en una situación de privilegio interesado por la administración, que no desean. Y, además, exige a los miembros del Gobierno de la Comunidad de Madrid que apliquen los mismos criterios de jubilación a todos los cargos públicos que desempeñan su actividad más allá de los 65 años, pues ni tienen más cualificación ni desarrollan labores profesionales tan importantes como las de los facultativos sacrificados.

Deja un comentario