Política y Sociedad

DIMES Y DIRETES

  • Después del acuerdo alcanzado el lunes en Fedifar por los representantes de la distribución farmacéutica, para la aplicación de la rebaja del 7,5 por ciento del precio de los medicamentos todavía bajo patente (de marca9, impuesta por el Real Decreto-Ley 8/2010, todo indica que hoy, en la Asamblea General de Farmacéuticos suceda otro tanto y, de ese modo, se facilite a la Administración la elaboración de la disposición que desarrolle la aplicación del descuento pues, tal como está redactado el RDL, resulta inaplicable. La empresarial de la distribución farmacéutica, dirigida por un negociador tan hábil y discreto como Antonio Mingorance (en la imagen), ha sabido dar con la medida que ha aceptado Farmaindustria y que, por lo que parece, va a asumir también el Consejo de Farmacéuticos. Mientras tanto se quedará sin aplicar la rebaja.

  • La actuación de la directora del Hospital de Móstoles, que impuso un recorte en las guardias de los cirujanos sin seguir criterio ni ajustarse a norma alguna, ha sido totalmente desautorizada desde la Dirección General de Recursos Humanos de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, la dirigida por Armando Resino, que ha obligado a mantener la guardia presencial de tres cirujanos hasta la diez de la noche, de lunes a jueves, y, a partir de esa hora, uno pasa a estar localizado. En enero de 2011, y si la guardia presencial ha sido requerida para ir al centro más de un 40 por ciento de días, su presencia pasaría a ser fija. No parece que fuera momento para generar más problemas en la sanidad de Madrid y menos habiendo recurrido a datos falsos y habiéndose pasado por alto los cauces de participación reglamentarios.

  • Está visto que han llegado los calores, como lo ponen de manifiesto las decisiones de las Comunidades de Murcia y de Canarias, que han decidido poner en marcha los planes respectivos para prevenir los efectos de las altas temperaturas sobre la salud.

  • A medida que se va clarificando y concretando el programa de las Jornadas Anuales de la Federación de Asociaciones Científico Médicas de España (FACME), aparece más claro el ninguneo a que, para su realización, ha sido sometida la citada federación dede la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), cuyos representantes copan un programa pensado para conseguir el apoyo económico a su negocio de acreditación profesional. De todos modos, y si leen el programa casi definitivo que nos han remitido oficialmente, advertirán que Farmaindustria, al menos sobre el papel, pierde relevancia pues, de estar por encima de Facme, pasa a estar por debajo y con letra menor. Sin embargo, observarán que los de SEMERGEN, pues ya la secretaria general de Facme pasa a ser identificada como presidenta de citada sociedad en Madrid, cobran más relevancia. Y es que no importa perder la vergüenza, si lo que hay que defender es el negocio. La profesión es otra cosa.

  • Deja un comentario