Política y Sociedad

DIMES Y DIRETES

  • La Asamblea de Colegios Farmacéuticos, reunida el miércoles para analizar las consecuencias sobre la farmacia de las últimas medidas de racionalización del gasto sanitario adoptadas por el Gobierno, tuvo mucho de informativa, aunque su conclusión fue comisionar a la presidenta del Consejo General, Carmen (Menchu) Peña, para que solicite a la ministra de Sanidad un plan de rescate que evite la desaparición de 7.500 farmacias, las más débiles y, posiblemente, las que, por su situación, muchas de ellas en medios rurales, mayor labor social realizan. Y es que, según comenta Menchu Peña, la repercusión de las medidas sobre estas farmacias no se compaginan con las adoptadas por el Gobierno en relación con otros sectores, como pensionistas o funcionarios, pues los recortes son menores con los menos pudientes. Es decir, que a Peña le corresponde convencer al Gobierno de que debe aplicar la norma de igual manera para todos.

  • Después de haber conocido la información presentada al Consejo de Ministros sobre la repercusión de la exposición al humo del tabaco, todo indica que va en serio la decisión de ampliar la prohibición de fumar en lugares cerrados, pues los trabajadores de la hostelería y los menores de edad están siendo los más perjudicados. A fuerza de insistir, vamos a poder acudir a determinados establecimientos sin vernos afectados por el enemigo público número uno, el humo del tabaco que no fumamos.

  • Después de haber sido desautorizada por el director general de Recursos Humanos, por la reducción de la plantilla de guardia de los cirujanos, la directora gerente del Hospital de Móstoles (Madrid), Cristina Granados, ha vuelto a la carga, en esta ocasión con los traumatólogos. Y, como la plantilla de traumatólogos no está completa, ha decidido recurrir a los geriatras y lo ha hecho de la siguiente manera: de lunes a viernes, hasta las 10 de la noche, la guardia cuenta con tres profesionales en traumatología, aunque uno de ellos es un geriatra; y, a partir de la diez de la noche, éste pasa a presencia localizada. Eso sí, los fines de semana, sábados y domingos, hay tres traumatólogos en la guardia.

  • La Plataforma Gallega para la Defensa de la Sanidad Pública no oculta su satisfacción por la acogida ciudadana que están teniendo sus convocatorias en contra de las medidas de la Xunta para desmentalar la asistencia pública; la última manifestación, en O Barco de Valdeorras, contra el cierre del área sanitaria previsto, la eliminación de recursos médicos en el hospital y en Atención Primaria y la supresión del servicio de radiología de urgencias. La manifestación, como las registradas anteriormente en otras poblaciones, evidencia la preocupación existente.

  • Deja un comentario