Punto de vista nuevo enfoque de gestión en la cadena de suministros

Demand Driven en el hospital: ahorrar costes, optimizar disponibilidad de medicamentos

La gestión centralizada de los suministros lleva a la búsqueda de soluciones que, junto a un mejor control, comporten ahorros.

Hasta hace relativamente poco tiempo –y aún hoy no es poco corriente encontrar casos- lo normal era que cada departamento de un hospital fuera el responsable de ordenar y mantener su propio inventario. Este enfoque de gestión de la cadena de suministro resultaba ineficiente, al mismo tiempo que costoso. Sin embargo, a medida que muchos hospitales y centros de salud se han ido convirtiendo en elementos afiliados a corporaciones sanitarias, también han ido centralizando la gestión de sus cadenas de suministros.

¿A qué se ha debido dicho cambio? Manuel Rodríguez es Socio Director de CMG Consultores, una empresa especializada en la implantación de la metodología de gestión de Demand Driven MRP para gestionar cadenas de suministros. Para Manuel Rodríguez, la transformación se debe a “que la industria se ha dado cuenta de que necesita modernizar sus actividades de gestión del inventario en tres niveles: en las relaciones con sus proveedores; en el aumento de la estandarización de sus productos; y en facilitar que los profesionales sanitarios, que hasta ahora debían dedicar parte de su trabajo a acceder a la cadena de suministros, puedan centrarse exclusivamente en la atención al paciente”.

¿Qué aporta Demand Driven a la cadena de suministro hospitalaria?

Cuanto más crítica sea la atención a la demanda de cada departamento y cuanto más particulares y específicas sean las necesidades de medicamentos y suministros de cada centro, mayores son los desafíos a afrontar por la cadena de suministro

Identificación de los diferentes productos, dónde están ubicados, qué cantidad de ellos se ha consumido, en qué cantidad hay que reabastecer… Aplicando Demand Driven es posible conseguir que toda la industria del sistema de salud sea de más calidad, más eficiente y más predecible.

Manuel Castro Hermida es el primer europeo certificado en Demand Driven MRP por el International Supply Chain Education Alliance (ISCEA), además de profesor asociado en distintas Escuelas de Negocio es España y Portugal. En su opinión, “esto resulta especialmente importante cuando estamos hablando de un tipo de empresas que incluyen instalaciones tan diversas como unidades de hospitalización, quirófanos, atención de urgencias, centros de salud…”. Y es que, con una tipología de empresa tan particular como la hospitalaria, resulta evidente que, cuanto mayor sea la Red a cubrir, cuanto más crítica sea la atención a la demanda de cada departamento y cuanto más particulares y específicas sean las necesidades de medicamentos y suministros de cada centro, mayores son los desafíos a afrontar por la cadena de suministro. Nada comparable, según ocurre en la mayoría de los casos, tal y como puntualiza Manuel Rodríguez, “con los procedimientos de suministros propios, por ejemplo, de una red de comercios minoristas o de una fábrica. Y es que hablar de falta de existencias en un hospital puede significar, por ejemplo, no poder practicar una operación quirúrgica ya programada o, lo que es peor, la diferencia entre la vida y la muerte”.

Un caso habitual: cuando un medicamento escasea

Hay muchos medicamentos que salen de la cadena de producción de un solo fabricante lo que, a menudo y por diferentes motivos, puede conllevar la falta de existencia del mismo en el mercado. Ante esta situación, tener una solución de optimización de la cadena de suministro que pueda atender a esta fluctuación en la demanda, puede ser fundamental, en palabras de Manuel Castro. Por dos motivos: “por una parte, para poder comprender la tendencia futura de la demanda; y, por otra, para poder planificar las compras de cada departamento. Hay que tener en cuenta, también que la intervención de diversos factores –tiempo de entrega, naturaleza crítica de un determinado artículo, costo, fecha de caducidad…-. Todos ellos son detalles que habrá que tener en cuenta, por ejemplo, para desarrollar una estrategia de compras. Será la manera de poder optimizar los inventarios y evitar peligrosos desabastecimientos”.

De la hoja de cálculo al sistema de gestión Demand Driven

Aunque, todavía hoy, muchas decisiones de compra en el sistema de atención médica se siguen tomando de manera manual (el uso, por ejemplo, de hojas de cálculo continúa siendo una práctica bastante común) las soluciones automáticas basadas en la demanda, como Demand Driven, se van extendiendo en la industria hospitalaria. Los beneficios de estas herramientas son más que evidentes. Manuel Rodríguez da cifras: “estamos hablando de reducción de los niveles de inventario en un 30% o, también, de la reducción del tiempo de toma de decisión de compra en un 50%”.

Pepe Varela

Periodista especializado en logística y tecnología

Deja un comentario