Política y Sociedad 'Indicadores Hospitalarios. Evolución 2010-2014' del Ministerio

La cifra de trabajadores en la Sanidad Pública disminuye y aumenta en la Privada

El Ministerio de Sanidad ha publicado el documento ‘Indicadores Hospitalarios. Evolución 2010-2014’, informe que muestra como, desde el comienzo de la década hasta hace ahora dos años, los recursos humanos disponibles en la Sanidad Pública decrecieron, mientras que los existentes en la Privada aumentaron.

ministerioSegún indica la cartera sanitaria del Gobierno, las personas vinculadas y colaboradoras en los diferentes hospitales públicos eran un total de 471.661 en el año 2010 y en 2014 se contabilizaron 462.223, lo que se traduce en una pérdida de 9.438 trabajadores. Por contra, sí se experimentó un ascenso de 2013 (452.275) al último año citado, con un crecimiento de 9.948 personas.

En Sanidad Privada, sin embargo, se observó un crecimiento de 6.698 empleados en el sector y en el periodo de estudio, lo que se explica por el hecho de contar en 2010 con 81.107 efectivos y con 87.805 en 2014. En este caso, de 2013 (85.392) a 2014 también creció el personal, concretamente en 2.413 unidades.

Otro aspecto destacado en el informe ‘Indicadores Hospitalarios. Evolución 2010-2014‘ es el del descenso de altas de hospitalización en la Sanidad Pública desde 2010 (4.047.359) a 2014 (4.026.932), aunque nuevamente crecieron en el último año, ya que en 2013 se contabilizaron 3.979.901. Una vez más, la Sanidad Privada ofrece datos inversos, ya que sus altas de hospitalización pasaron en este cuatrienio de 1.191.893 a 1.237.941.

Menos hospitales y menos camas en funcionamiento

En este contexto, la Administración sanitaria central indica que el número de hospitales de la red pública aumentó en cinco en el cuatrienio analizado, hasta situarse en 451, por los siete que perdió la Sanidad Privada, que se quedó en 312. Por lo tanto, en 2014 se registraron dos centros hospitalarios menos que en 2010 en el conjunto del sistema sanitario, con un total de 763.

Además, el Ministerio de Sanidad manifiesta que las camas en funcionamiento que habían en el año 2010 en la Sanidad Pública eran 115.426, por las 109.435 de 2014, lo que supuso una pérdida de 5.991. En el apartado privado tampoco se creció en esta materia, ya que dejaron de estar en funcionamiento 1.339 camas desde 2010 (29.781) a 2014 (28.442).

sanidadCon todo ello, en el conjunto de los hospitales del Sistema Nacional de Salud (SNS) en su vertiente pública, se aprecia un descenso en el gasto por 1.000 habitantes de 70.995 euros, ya que pasa de 800.204 euros a 729.209 euros de 2010 a 2014, con un ligero repunte de 2013 (706.723 euros) a este último año. En Sanidad Privada, en 2010 se gastaban 88.933 euros por cada millar de ciudadanos, mientras que en 2014 la cifra de gasto fue de 91.732 euros.

3 Comentarios

  1. ADR says:

    El lucro que sacrifica un derecho humano como es el acceso a la sanidad y la equidad. El empresario intermediario se enriquece a costa del sufrimiento y el sanitario que trabaja en mutuas privadas (la mayoría) también ve mermados sus derechos y su salario. Seamos claros: la privada atenta contra la equidad… sí o sí.

    • Davis says:

      Lo primero de todo es que el lucro es lo que hace prosperar a las sociedades. Sin lucro no habría ingresos, y sin esos ingresos no habría dinero para financiar tu idealizada sanidad pública, la cual genera falta de equidad por culpa de los políticos. No culpes de ello a la Sanidad privada, que no estás obligado a pagarla (pero sí la pública).
      Un poquito más de conocimiento y menos demagogia, por favor

  2. ADR says:

    El lucro hace prosperar la desigualdad, no la sociedad. Con “afán de lucro” hay ingresos sólo para unos pocos, no para la mayoría. La sanidad pública no se financia del lucro (lógicamente), sino de los impuestos de todos (e impuestos progresivos), lo cual se basa en el concepto de solidaridad redistribuida fiscal. La sanidad pública en España es de todos y para todos sin fines lucrativos. La sanidad privada (lucrativa) no es ética ya que supone un freno al desarrollo de la sanidad pública: roba recursos, siembra inequidad y atenta contra los Derechos Humanos (acceso universal a la salud).

Deja un comentario