Política y Sociedad Unos 3.000 profesionales, excluidos de la Productividad Variable (incentivos)

Continúan las represalias en la Atención Primaria de Madrid

— Madrid 21 Jul, 2014 - 6:40 pm

La Dirección General de Atención Primaria (DGAP) del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) continúa con su escalada de represalias contra los profesionales, como lo pone de manifiesto el haber excluido a 90 Centros de Salud de la Evaluación de Objetivos 2013 y de la Productividad Variable, con el argumento de  que los Directores de tales Centros no firmaron el Contrato-Programa, aunque dicho documento no hace referencia alguna a la Productividad Variable (los incentivos).

Antonio Alemany, director general de AP de la C. Madrid

Antonio Alemany, director general de AP de la C. Madrid

La Plataforma de Centros de Salud y de Equipos Directivos de Centros de Salud de la Comunidad de Madrid ha difundido un comunicado en el que, de entrada, recuerda cómo hace ya seis meses que el Gobierno de la Comunidad de Madrid renunció a proseguir con la “externalización” o privatización de numerosos centros sanitarios de la región, incluidos 27 Centros de Salud, y que tras el relevo de una buena parte de los responsables del Plan de Garantías de Sostenibilidad, el nuevo consejero de Sanidad,  Javier Rodríguez, se presentó ante los Directores de los Centros de Salud ofreciendo mirar al futuro tras año y medio de conflicto y de bloqueo entre la estructura directiva de la Consejería y los profesionales.

Sin embargo, continúa la nota, poco después, el Director General de Atención Primaria,  Antonio Alemany, ha iniciado una escalada de represalias sin precedentes hacia directivos y profesionales de Atención Primaria. Primero, con la destitución de algunos de los directores que participaron de manera destacada en la oposición al plan; ahora, la Dirección General de Atención Primaria (DGAP) ha iniciado los trámites para la Evaluación del Cumplimiento de Objetivos del año 2013 y posterior estimación de la Productividad Variable (Incentivos) de la que excluye a los aproximadamente 90 Centros de Salud que no firmaron el Contrato Programa de 2013 (CP 2013), lo que afecta a más de 3.000 profesionales.

Aspectos del Contrato-Programa

Según expone la Plataforma, el Contrato-Programa recoge un centenar de indicadores asistenciales y organizativos así como la asignación de recursos para conseguirlos. Y cuenta cómo, en el primer semestre de cada año, la DGAP elabora la propuesta y se envía a cada Centro de Salud para realizar aportaciones dentro de un estrecho margen; posteriormente, los resultados de todos los Centros de Salud son evaluados y contrastados, lo que permite a los profesionales y directivos conocer la evolución en el tiempo de la actividad realizada, definir áreas de mejora globales y por equipo, y también, en algunos de los indicadores, ofrecer resultados a nivel individual. Además, la Consejería se reserva la potestad de pagar un Complemento de Productividad Variable, mal denominados incentivos, ya que no existe compromiso previo respecto a la evaluación y la cuantía de los mismos al no estar ningún año reflejado en el Contrato-Programa.

Negativa a la firma

La decisión de no firmar el CP 2013 se tomó en la Asamblea de la Plataforma de Equipos Directivos y Representantes de Centros de Salud del 21 de mayo de 2013, con el objetivo de expresar el rechazo de los Equipos de Atención Primaria a un presupuesto cuyo Capítulo 1, para cobertura de ausencias, era claramente insuficiente debido a los brutales e injustificables recortes en relación al previo, y que impedía garantizar una asistencia a la población segura y de calidad. También se planteó como una medida más de rechazo al Plan de Garantías, ya que el Contrato-Programa carecía de valor ante el riesgo cierto de “externalizar” 27 centros de salud antes de terminar el año, algo que afortunadamente impidió la Justicia.

En las últimas semanas, tanto el Director General de Atención Primaria como el de Recursos Humanos han confirmado que los Centros de Salud no firmantes del CP 2013 serán excluidos de la Evaluación de Objetivos 2013 y del cobro del Complemento de Productividad Variable.

Los profesionales de Atención Primaria, dice la nota de la Plataforma, «consideramos que se trata de una decisión arbitraria de la Gerencia y Dirección General de Atención Primaria, que no se ajusta a ninguna normativa vigente y que vulnera el DERECHO DE LOS PROFESIONALES A CONOCER LOS DATOS DE SU ACTIVIDAD Y A SER EVALUADOS, así como a percibir la productividad correspondiente en caso de alcanzar un valor positivo. Resulta inconcebible que, en el afán por tomar represalias contra los profesionales que más activamente se opusieron al Plan de Garantías, la DGAP siga obviando las más elementales reglas de gestión como ya hizo durante el conflicto desoyendo por completo la voluntad de los profesionales».

Olvidos de Alemany

La Plataforma expone en su nota que olvida el Director General, Sr. Antonio Alemany, que su deber como Gerente y Director General de Atención Primaria es apoyar a los profesionales en la consecución de las metas asistenciales y en la mejora de la salud de la población. Olvida que para ello su deber es evaluar a cada uno de los profesionales y a cada uno de los equipos para conocer las deficiencias y plantear oportunidades de mejora. Olvida que su tarea es reconocer el buen hacer y las iniciativas de los trabajadores en lugar de apostar por la sumisión y por una estructura directiva caduca e inoperante, sin recursos directivos y alejada de los profesionales.

Consideramos, insiste la nota, que se trata de una decisión injusta, discriminatoria y arbitraria de la Dirección General de Atención Primaria; la falta de normativa previa en este aspecto como en muchos otros ignora que en la función pública es necesario delimitar de forma legal los deberes y derechos de cada uno de sus integrantes, desde el máximo responsable a cada uno de los trabajadores. Además, de llevarse a cabo esta sustracción de una parte de nuestra masa salarial, que no se nos aclara dónde va a ir a parar o en qué se va a emplear, se obligará a varios miles de profesionales a acudir nuevamente a la Justicia en defensa de los derechos de todos, ante las medidas diseñadas por aquellos que pretenden disfrazar su incapacidad con el abuso de un poder mal entendido.

Y concluye la nota diciendo que «estas Plataformas van a tomar las medidas necesarias para evitar que la Dirección General de Atención Primaria convierta la derrota del Plan de Garantías en una anulación de la estructura directiva de los Centros de Salud y de la capacidad reivindicativa de los trabajadores, que despejaría el futuro para nuevas o pasadas iniciativas de destrucción del modelo de Atención Primaria».

Deja un comentario