Tecnología e Investigación señalan que los recortes en Sanidad supusieron un impacto en el colectivo

CIBERESP propone recomendaciones para mejorar la salud de los inmigrantes

— Madrid 25 Nov, 2016 - 7:39 pm

El informe “Migración y salud en España”, elaborado por investigadores del Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP) -consorcio dependiente del Instituto de Salud Carlos III y del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad-, ha reconocido que “la crisis económica que ha sufrido España ha tenido un impacto significativo sobre la salud y el bienestar de los inmigrantes como consecuencia de la pérdida de equidad y los recortes en sanidad” y propone, por tanto, una serie de recomendaciones para mejorar su salud.

ciberesp“Los inmigrantes hacen un uso de la atención primaria similar al de la población autóctona, utilizan más los servicios de urgencia y menos la atención especializada. Estas disparidades en el uso de los servicios de salud pueden estar relacionadas con la falta de familiaridad con el sistema de salud, problemas de comunicación con los médicos o diferencias en la percepción y comportamientos relacionados con la salud”, afirma el CIBERESP.

Los autores del informe proponen reducir las barreras de acceso a la atención relacionadas con aspectos culturales, lingüísticos, económicos o administrativos con programas de formación de los profesionales de la salud en competencias culturales y programas para concienciar a la población inmigrante de la utilidad de la atención sanitaria (especialmente a los subgrupos de inmigrantes que tienen peores indicadores de salud y mayores riesgos).

Favorecer el acceso a atención en salud mental

El informe destaca que los inmigrantes utilizan menos la atención especializada y los servicios de salud mental, son más vulnerables a enfermedades infecciosas y tienen mayor riesgo de partos prematuros, entre otros problemas.

“Los factores que a menudo acompañan la migración, como la precariedad y la irregularidad administrativa, pueden hacer aumentar el riesgo de sufrir algún problema de salud mental. Sin embargo, los inmigrantes utilizan menos los servicios de salud mental que la población autóctona”, afirma el centro de investigación.

Por ello, proponen que se implanten estrategias de ampliación de los servicios de salud mental disponibles que garanticen un mejor acceso de los inmigrantes y se desarrollen planes para formar en competencias culturales a los profesionales responsables de estos servicios.

Control de enfermedades infecciosas

Por otro lado, con el objetivo de incrementar la detección de enfermedades infecciosas e importadas en la población inmigrante, el informe plantea implantar sistemas de declaración obligatoria de enfermedades infecciosas, el desarrollo de programas para mejorar el conocimiento que los trabajadores sanitarios tienen de las enfermedades infecciosas emergentes y la ampliación de programas de cribado en las comunidades autónomas.