Política y Sociedad Ante la pasividad del Gobierno y de la Consejería de Sanidad

CCOO lleva a la Fiscalía las presuntas prácticas fraudulentas en el H Gregorio Marañón

El sindicato CCOO ha decidido denunciar ante el Ministerio Fiscal las presuntas prácticas irregulares en el laboratorio de Patología Clínica del Hospital Gregorio Marañón, de Madrid, después de que hubiera advertido el escaso interés del Gobierno de la Comunidad y de la Consejería de Sanidad por aclarar la situación de la que se les informó verbalmente en noviembre pasado, una vez se tuvo conocimiento de los hechos, y, por escrito, en el mes de febrero.

Jaime Cedrún y Rosa M Cuadrado

Jaime Cedrún y Rosa M Cuadrado

En una reunión de prensa, los representantes del sindicato en Madrid, Jaime Cedrún, Secretario General de CCOO de Madrid,  y Rosa María Cuadrado,Secretaria General de la Federación de Sanidad y Sectores Sociales de CCOO de Madrid,  pusieron de manifiesto cómo, después de haber tenido conocimiento de que algunos patólogos del Hospital Gregorio Marañón realizaban en el laboratorio de este centro pruebas para su actividad privada, dieron cuenta de ello al consejero de Sanidad, Javier Maldonado, que hizo caso omiso de las indicaciones e, incluso, pasó de ellas cuando, en febrero, se las hicieron llegar por escrito y con confirmación de recepción.

Una especie de burla

Sólo cuando transcendió a la prensa la denuncia, se decidió crear una comisión de investigación que, a juicio de CCOO, carece de todas las garantías, por cuanto está presidida por el director médico del hospital que, en los últimos meses, había asumido interinamente la jefatura de servicio del laboratorio de Patología Clínica, en sustitución de quien se considera el principal implicado en los hechos denunciados y que se había jubilado. Y dudan de tal presidencia pues, aunque se le había informado de los hechos, desde la dirección médica no hizo nada por solucionarlos. De ahí que se dude de su imparcialidad y, además, se tiene el temor de que pueda amedrentar a los trabajadores que pasen a declarar pues, entre otras medidas, se les ha negado la posibilidad de que puedan ir acompañados por un representante sindical. Por eso se ha optado por poner en manos del Ministerio Fiscal todos los indicios de presuntas irregularidades cometidas para que actúe Anticorrupción, aún a sabiendas que se llega tarde pues, según se expuso en la rueda de prensa, se están intentando borrar pruebas.

Indicios y pruebas

El secretario general de Madrid de CCOO, Jaime Cedrún, después de calificar la comisión de investigación montada en el hospital como propia de Mortadelo y Filemón, aseguró que, por lo visto hasta ahora, todo su interés ha consistido en tratar de ocultar las pruebas y presionar a los trabajadores denunciantes. De todos modos, Cedrún obvió referirse a pruebas concretas y siempre habló de indicios. Y es que, según dijo, de haber tenido pruebas, hubieran actuado de otra forma.

De acuerdo con lo que transcendido, los patólogos implicados en la denuncia se servían de los recursos públicos (un buen laboratorio, el del Hospital Gregorio Marañón) para sus fines privados: realizaban en el centro público pruebas que luego facturaban a las clínicas privadas en las que compatibilizaban sus trabajos. Además, se trata de pruebas caras y que pocos laboratorios de Madrid están preparados para hacerlas. Y, según se comentó, no sólo se realizaban en el laboratorio público las pruebas privadas, sino que se les daba prioridad.

Además, no se entiende la pasividad del gobierno regional y de la consejería de Sanidad, pues es algo sencillo de investigar, a no ser que se trate de ocultar algo.

A la vista de la situación y con el fin de evitar en el futuro este tipo de hechos, desde CCOO se anunció que, de cara a las próximas elecciones, van a exigir a los partidos políticos auditorías de todos los procesos de privatización, así como la creación de una agencia de vigilancia y control de las prestaciones de los servicios públicos, con especial referencia a Sanidad.

Deja un comentario