Política y Sociedad Asturias es, con mucha diferencia, la región con más casos

Los casos de gripe aumentaron un 72% en la última semana de 2017

— Madrid 5 Ene, 2018 - 11:40 am

La actividad gripal ha continuado su fase de ascenso en España y en la última semana de 2017 la incidencia aumentó un 72,2 por ciento con respecto a la semana anterior, hasta los 208,2 casos por cada 100.000 habitantes, según los últimos datos de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica del Instituto de Salud Carlos III.

enfermagripeEl informe del Sistema de Vigilancia de Gripe, relativo a la semana del 25 al 31 de diciembre, recoge un nuevo incremento de casos con respecto a los 120,9 registrados en la semana previa a Nochebuena. De igual modo, en la última semana se han duplicado los casos graves hospitalizados confirmados de gripe, pasando de 247 a 503, mientras que el número de muertes confirmadas por laboratorio se eleva a 48, frente a las 22 del informe anterior.

De los fallecidos, el 60 por ciento eran hombres y el 73 por ciento de los casos tenían más de 65 años. Todos ellos presentaban factores de riesgo, el 62 por ciento desarrolló una neumonía y el 33 por ciento ingresaron en una UCI. De los 39 casos pertenecientes a grupos recomendados de vacunación, el 67 por ciento no había sido vacunado.

Datos por comunidades autónomas

La difusión de la enfermedad es ya epidémica en todas las regiones salvo en las Islas Baleares, en las que es local, esporádica en las Islas Canarias y nula en Ceuta. La comunidad autónoma asturiana sigue siendo la más castigada por el virus de la gripe, con 735,7 casos por 100.000 habitantes, seguida de Castilla y León (272,5), Cataluña (248,5), Cantabria (245,6), Aragón (243,1) y País Vasco (224,5).

Ya por debajo de la media nacional están la Comunidad Valenciana (200,1), Castilla-La Mancha (183,3), Comunidad de Madrid (192,6), Comunidad Foral de Navarra (150,9), La Rioja (114,6), Islas Canarias (88,3), Islas Baleares (81,1) y Ceuta (16,2), mientras que de Andalucía, Extremadura, Galicia, Melilla y Región de Murcia no se especifican datos.

En Cataluña, la gripe alcanzó los niveles de epidemia después de triplicarse su incidencia desde el anterior registro. El Ejecutivo catalán destaca que la tasa de incidencia de síndrome gripal presenta un marcado incremento en el grupo de entre cero y cuatro años (905,6 casos por 100.000 habitantes) y de entre cinco y 14 años (417,7 casos por 100.000 habitantes); en cuanto a los adultos, la tasa se mantiene estable.

Durante la semana del 25 al 31 de diciembre, los profesionales sanitarios de Cataluña atendieron un total de 85.982 urgencias, 8.705 de las cuales requirieron de ingreso hospitalario. Respecto a la semana anterior se incrementó en 13.788 las urgencias atendidas en los hospitales de agudos (19,1%) y en 870 ingresos hospitalarios (11,1%). En comparación con la misma semana del año 2016, se incrementa un 14,6 por ciento la actividad urgente y baja el número de ingresos hospitalarios (-1,9%).

Cotas habituales

En el País Vasco, según el Gobierno regional, también aumentó “sustancialmente” la incidencia de la enfermedad, aunque alcanzó “las cotas habituales en esta época del año”. En este caso, también se señala que la población más afectada corresponde a los menores de entre cero y cuatro años, con 208,8 casos por 100.000.

Además, desde el comienzo de la temporada se han notificado 124 casos de personas hospitalizadas por gripe, 49 de ellas graves, de las cuales 11 fallecieron. Destaca el hecho de que solo un 50 por ciento de esas personas fallecidas estaba vacunada, pese a pertenecer a los grupos de riesgo.

Por otro lado, en Atención Primaria, en la última semana de 2017 se atendieron 3.956 consultas por síndrome gripal. En Urgencias hospitalarias, solamente el día 2 de enero se atendió a 3.089 personas, cerca de un 25 por ciento más que la media anual de un martes; y en los Puntos de Atención Continuada (PAC), se atendieron otras 2.130 urgencias, un tercio más de la media anual del segundo día de la semana.

Andalucía no aporta datos sobre gripe desde el 28 de diciembre, cuando la tasa de incidencia de esta enfermedad se había incrementado hasta alcanzar 133 casos por 100.000 habitantes. En esa fecha, la demanda de atención urgente también se incrementó de forma significativa en algunos centros sanitarios, por encima del 25 por ciento de la media de urgencias atendidas en años anteriores.

Tendencia creciente

Por su parte, la Comunidad Foral de Navarra detalla que en la última semana del año se superó el millar de nuevos casos diagnosticados, exactamente 1.134, según datos del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN). “Con estas cifras se vislumbra una actividad gripal epidémica con tendencia creciente y una circulación predominante del virus tipo B”, asegura el Ejecutivo autonómico.

El índice que mide el grado de expansión de la gripe en Extremadura subió en esta fecha desde los 74 casos por cada 100.000 habitantes de la semana anterior hasta 107 casos por cada 100.000 habitantes. El informe semanal de la Subdirección de Epidemiología del Servicio Extremeño de Salud (SES) señala que “la intensidad ha sido baja, la difusión esporádica y la evolución creciente”. Según la Dirección General de Salud Pública del SES, la incidencia de la gripe “está dentro de la normalidad”, la previsión es que aumente progresivamente y que permanezca en situación epidémica durante unas seis u ocho semanas, “como casi todos los años”.

Por último, es de reseñar el caso del Principado de Asturias, la región en la que mayor incidencia de gripe se registra de toda España. Ésta continuó aumentando en la última semana del año pasado, hasta situarse en una tasa de 735 casos por cada 100.000 habitantes, una de las más altas de los últimos años, pero sin llegar a superar la máxima registrada en la red de médicos centinela en la temporada 2007-2008, con un pico de 953 casos por 100.000 habitantes.

“Esta situación implica un nivel de intensidad muy alto, que se mantiene por encima del umbral epidémico por séptima semana consecutiva. La incidencia aumenta en todos los grupos de edad, pero de forma mucho más notable entre los menores de cinco años”, explican desde el Gobierno de Asturias, que agrega que “comienza a detectarse un descenso de los aislamientos de virus”, lo que “invita a pensar que se ha llegado al máximo de incidencia de la temporada”.

Aumento de vacunación

A pesar de este aumento de la incidencia y de los fallecimientos producidos, algunas comunidades autónomas destacan el aumento de la tasa de vacunación contra la gripe. Es el caso de La Rioja, donde la campaña de vacunación antigripal alcanzó en tres semanas las 36.428 inmunizaciones, un 6 por ciento más que en el mismo periodo de 2016.

En esas tres mismas primeras semanas de campaña de vacunación, el País Vasco afirma que se vacunaron 225.000 personas, lo que supone un 7 por ciento más que en 2016. En esos primeros días recibieron la vacuna un total de 14.806 personas más que en la pasada campaña. El consejero de Salud de la Administración de esta última región, Jon Darpón, ya recordó que la vacunación es “la principal medida de prevención individual y comunitaria para hacer frente a la gripe por su seguridad y eficacia”.

2 Comentarios

  1. Alfons C.Polo says:

    En el País Vasco, según el Gobierno regional, también aumentó “sustancialmente” la incidencia de la enfermedad, aunque alcanzó “las cotas habituales en esta época del año”. En este caso, también se señala que la población más afectada corresponde a los menores de entre cero y cuatro años, con 208,8 casos por 100.000.

    Además, desde el comienzo de la temporada se han notificado 124 casos de personas hospitalizadas por gripe, 49 de ellas graves, de las cuales 11 fallecieron. Destaca el hecho de que solo un 50 por ciento de esas personas fallecidas estaba vacunada, pese a pertenecer a los grupos de riesgo.

  2. ADR says:

    Pues las revisiones Cochrane no muestran mucha evidencia sobre la efectividad de la vacuna de la gripe y los médicos necesitamos pruebas de buena evidencia para hacer recomendaciones. No es comprensible que las “autoridades sanitarias” no sigan la evidencia científica y nos enfrenten a la población demandante de algo que no está funcionando. Se necesita más ética y más ciencia.

Deja un comentario