Política y Sociedad Entrevista al presidente de la asociación AMED

Luis Cabeza: El médico de Madrid no se siente representado por el ICOMEM

A pesar de haber sido reconocida como ‘asociación de carácter sindical‘ por parte de la Comunidad de Madrid en noviembre de 2016, la Asociación de Médicos (AMED) toma fuerza ahora como nuevo agente demandante de un cambio en el Colegio Oficial de Médicos de Madrid (ICOMEM). Por ello, Acta Sanitaria ha conversado con su presidente, el doctor Luis Cabeza, quien es licenciado en Medicina por la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y adjunto de Medicina Interna en el Hospital Universitario del Henares. En esta entrevista expone los objetivos y críticas de este nuevo colectivo.

Luis Cabeza

Luis Cabeza

Acta Sanitaria (AS).- ¿Qué es AMED?

Luis Cabeza (LC).- AMED es una asociación de médicos que consideran que el Colegio de Médicos de Madrid debe convertirse en una institución del siglo XXI, acorde a las necesidades del médico de hoy y lejos de las estructuras del siglo pasado. Nosotros consideramos que la colegiación debe ser obligatoria, como salvaguarda para que los pacientes tengan la seguridad de que el profesional que le atiende está suficientemente cualificado para la labor que realiza. Todo lo que sea ir más allá de eso es ‘aprovecharse‘ del médico y utilizar la institución para otros fines.

AS.- ¿Cuál es la intención de los miembros de AMED al constituirse como asociación?

(LC).- AMED tiene como objetivo aunar los intereses de los médicos de Madrid en torno a un Colegio fuerte, pero del siglo XXI. No podemos sostener, no necesitamos, una institución de más de 11 millones de euros de euros de presupuesto anual, que realiza funciones y actividades con nuestras aportaciones obligatorias, muchas veces alejadas de la realidad que vivimos los médicos.

AS.- ¿Cree que los médicos madrileños están bien representados en la actualidad?

(LC).- El médico de Madrid no se siente representado por el Colegio, de hecho el Colegio no le interesa a nadie. Muy pocos saben el nombre del presidente, y si lo saben es por las cartas o la prensa, pero ante cualquier problema legal, profesional, científico… no se piensa en el Colegio. Para que el Colegio represente al médico tiene que cambiar completamente el paradigma y adaptarse a los nuevos tiempos, ser cercano al médico y conocer sus problemas y necesidades.

“Para que el Colegio represente al médico tiene que cambiar completamente el paradigma”

AS.- ¿Qué papel debería jugar el ICOMEM? ¿Lo está cumpliendo?

(LC).- El papel del ICOMEM debería ser el de ‘certificador‘ de títulos, asegurar a los pacientes cuál es la cualificación de los profesionales, un registro de titulación actualizado, y eso no lo está cumpliendo.

AS.- ¿Cuáles son las carencias de la gestión actual?

(LC).- Lo principal es la falta de adaptación a los tiempos, la falta de transparencia, la asunción de gastos desproporcionados… En realidad lo que pedimos no es una mejor gestión, es un cambio de concepción.

AS.- En 2016 formó parte de la candidatura de Guillermo Sierra a presidir este Colegio. ¿Tiene previsto ahora, como presidente de AMED, optar a cambiar el ICOMEM desde dentro?

(LC).- En estos momentos, es una cuestión que no me he planteado. De todas maneras no soy yo quien tiene que tener el protagonismo del cambio, es algo de lo que debe concienciarse cada compañero; si seguimos haciendo las mismas cosas, con la misma estructura, tendremos los mismos resultados. Nosotros sólo podemos animar a que haya un cambio, tiene que ser una corriente a la que se sumen muchos compañeros, que hagan público su deseo de que el Colegio cambie. De momento, hemos conseguido que más de 2.000 compañeros apoyen a AMED. Ahora mismo, nuestra ocupación es seguir dando a conocer esta iniciativa.

Deja un comentario