Política y Sociedad

Ana Pastor atribuye al PSOE “el mayor daño a la sanidad española”

Ana Pastor participó este martes en un desayuno informativo organizado por Fórum Europa en el Hotel Ritz de Madrid. A la misma hora a la que lo hizo hace días la Ministra de Sanidad, Leire Pajín, pero no en el mismo sitio. El salón en esta ocasión era mayor y acogía a más representantes de un sector expectante ante un cambio de gobierno, a tenor de las encuestas. Junto a ella, compañeros de partido como el ex ministro de Sanidad, José Manuel Romay, la concejala del Ayuntamiento de Madrid, Ana Botella, y los consejeros de Sanidad de Madrid y Castilla La Mancha, Javier Fernández Lasquetty e Ignacio Echaniz, entre otros.

 

El apoyo de Ruiz Gallardón

 

Ana Pastor
Ana Pastor

Con el programa popular de plantilla, Pastor insistió en proclamar al PP como “garantía de los derechos sociales y de la sostenibilidad de los servicios públicos”, frente al riesgo en que ha puesto el PSOE al Estado de Bienestar con su gestión económica. Lo había dicho antes en la introducción el alcalde de Madrid y candidato popular por Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, quien consideró que, con el trabajo de su correligionaria, “se superará el mito de que el Estado del Bienestar es patrimonio de la izquierda”.

 

Como médico y como ex ministra de Sanidad en la segunda legislatura de Aznar, la responsable popular no escatimó críticas a la gestión socialista de los servicios sociales y la educación. Y su conclusión, en cuanto a la sanidad, es que “nunca nadie hizo más daño a la sanidad española que el PSOE durante estos ocho años”. Culpó a la política socialista de los recortes y del malestar de los médicos catalanes, que en estos momentos mantienen una huelga, porque, a su juicio, “tiene que ver con que los socialistas les han bajado el salario y con que hay un agujero de 15.000 millones de euros en el sistema sanitario”; responsabilizó, igualmente, al ejecutivo de las fronteras sanitarias entre comunidades autónomas limítrofes, por entender que no se ha cumplido la ley de Cohesión y Calidad de 2001 y que el Fondo de Cohesión está congelado: “en este momento no llega a tres euros por persona y año” aseguró.

 

Política farmacéutica racional y previsible

 

La dirigente popular apostó por impulsar un Pacto de Estado para la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud, que permita una financiación suficiente y una coordinación de servicios entre todas las Comunidades Autónomas. La eficiencia es uno de sus objetivos. También en Farmacia. Y aunque esquivó una pregunta sobre sus intenciones respecto a los recortes farmacéuticos aprobados por decreto el pasado mes de agosto, propugnó una política farmacéutica “estable, previsible y sostenible”; propuso un plan estratégico “para que se sepa lo que va a pasar en ocho años”. Pastor mostró su preocupación, como en anteriores ocasiones, por un consumo racional de medicamentos para lo que considera importante recuperar el precio en los envases y ajustar estos a las necesidades de los pacientes. A su juicio, la existencia de la plataforma de reciclaje de medicamentos Sigre responde a un mal uso de las medicinas, que al final terminan destruyéndose. “No sé si el Sigre tiene que desaparecer, pero nos comprometemos a que no se malgaste ni un sólo medicamento y que se ajusten las dosis a los pacientes”, afirmó.

 

Deja un comentario