Política y Sociedad

AESEG propone una alternativa a las “duras medidas” impuestas al sector de los genéricos

Raul Diaz Varela y Ángel Luis Rodriguez de la Cuerda

Raul Diaz Varela y Ángel Luis Rodriguez de la Cuerda

Tras el anuncio realizado por la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, durante la celebración del último Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), sobre la puesta en marcha de medidas inmediatas para el recorte del gasto farmacéutico, fue aprobado el Real Decreto Ley 4/2010, una norma que, junto con las sucesivas órdenes de precios de referencia, “han dejado al sector de los genéricos en una situación muy delicada”. Así lo afirmó ayer el director general de AESEG, Ángel Luis Rodríguez de la Cuerda, quien señaló que, en vez de impulsar el consumo de genéricos, la decisión gubernamental, tal y como está, lo frenará.

Con el objetivo de paliar los efectos que tendrá sobre este sector la reducción de los precios de referencia, la Patronal de los genéricos entregó ayer a la Dirección General de Farmacia del Ministerio de Sanidad y Política Social, de la que es responsable Alfonso Jiménez Palacios, un informe de propuestas, al que se suma la carta abierta que, al mismo tiempo, ha remitido la Asociación Europea de Medicamentos Genéricos (EGA) a Trinidad Jiménez para recordarle que estos recortes deben complementarse con un esfuerzo para aumentar el acceso de los pacientes a estos fármacos.

Propuestas razonables con un impacto inmediato

Entre las medidas a corto plazo (mayo-diciembre 2010) propuestas por la patronal AESEG en el informe, figura la de incrementar a un 40 por ciento la cuota de participación en unidades de los medicamentos genéricos, generando un ahorro adicional de 320 millones de euros en el año 2010, de los cuales un 66 por ciento (217 millones de euros) se originarían actuando sólo sobre las diez moléculas de mayor impacto económico. “Hay muchas moléculas de impacto importante que vencen en los próximos tres años, por lo que es el momento de actuar”, recordó el presidente de AESEG y consejero delegado del laboratorio nacional Kern Pharma, Raúl Díaz-Varela.

Asimismo, proponen asociar la prescripción por principio activo (DOE) a la dispensación obligatoria de un medicamento genérico y asegurar que el producto que marca el precio de referencia esté comercializado y/o que tenga una mínima participación de mercado del 2 por ciento que garantice el abastecimiento. Por otro lado, AESEG quiere conseguir cuotas mínimas de prescripción superiores al 30 por ciento en el médico de Atención Primaria (AP) y al 20 por ciento en los Especialistas, profesionales estos últimos que, según el presidente, no están muy implicados con los genéricos.

Como medidas a medio plazo AESEG propone una menor participación del paciente en la financiación de los medicamentos genéricos (35 por coento), acelerar los procedimientos de registros y variaciones de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) y optimizar la fijación de precios y financiación por parte del Ministerio de Sanidad.

Pérdida de empleo y empobrecimiento del catálogo

Recientemente, el Gobierno manifestó la decisión de poner en marcha inmediatamente un Plan de Fomento del genérico, algo que, por el momento, “parece haberse quedado en un brindis al sol”, según aseguró Raúl Díaz-Varela. Hasta que esto suceda, explicó que, entre las posibles consecuencias del RD 4/2010, se encontraría la pérdida de 2.000 empleos y de la mitad de la facturación de estas empresas. En una situación difícil se encontrarían también algunos medicamentos que no alcanzarían el umbral mínimo de rentabilidad, como es, en el caso de Kern Pharma, la Amoxicilina Clavulánico.

“Se está empobreciendo el catálogo de productos farmacéuticos a disposición de los pacientes”, denunció Díaz-Varela. La rebaja del precio del 25 por ciento aplicada a los genéricos fijada por el Real Decreto se traducirá, según su patronal, en un descenso de la cuota de mercado en valores del sector del 9,5 actual al 7 por ciento, situándose todavía más lejos de la media europea, fijada entre un 30 y un 35 por ciento. Tal y como anunció, ya no hay espacio para seguir bajando los precios si el mercado no crece de forma significativa. En su opinión, una bajada inferior a tres euros sería banalizar el valor del medicamento y, al mismo tiempo, hacer que la población se cuestione su calidad.

Política desigual de genéricos en las CCAA

Esta situación se ve aún más perjudicada ante el hecho de que las Comunidades Autónomas tengan modelos de prescripción desiguales y, por tanto, una política de genéricos diferente. “En la mayoría de ellas, la penetración de los genéricos es aún muy reducida y sólo supera el 7,5 por ciento en Andalucía, Madrid y Cataluña”, expuso por su parte el director general de AESEG. En este sentido, reclamó que el plan presentado ayer a Sanidad sea de obligado cumplimiento para todas ellas. “Ahora es la oportunidad de que el CISNS tome medidas a corto plazo que puedan generar un ahorro al sistema y un crecimiento en el volumen de las compañías de genéricos”, subrayó el presidente tras demandar que, “desde hoy mismo se pongan a trabajar”.

Arantxa Mirón Millán

Deja un comentario