Política y Sociedad Sobre donación sanguínea extrahospitalaria

ADECETMA impugnará ante el Tribunal Supremo el convenio entre el SERMAS y la Cruz Roja

— Madrid 14 Jun, 2016 - 6:49 pm

La Asociación de Empleados del Centro de Transfusión de Madrid (ADECETMA) ha anunciado su intención de interponer un recurso en el Tribunal Supremo contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Madrid, por la que este tribunal inadmite la impugnación de la asociación del convenio entre el Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) y el Comité Autonómico de Cruz Roja Española en la Comunidad de Madrid para la colecta, extracción, procesamiento y distribución de componentes sanguíneos fuera de los hospitales.

ADECETMAEn 2013, el SERMAS y Cruz Roja suscribieron este convenio por el que el Servicio Madrileño de Salud «renunció a las campañas extrahospitalarias de donación de sangre y decidió encargar la tarea, en exclusiva, a la Cruz Roja, no solo cediendo a esta organización los equipos y materiales necesarios, sino abonándole, además, decenas de millones de euros, a razón de 67 euros la bolsa, por la sangre donada de forma altruista por los ciudadanos», según explica ADECETMA.  La asociación entiende este convenio como una «privatización del servicio de donación de sangre en la comunidad», y sostiene que «vació de gran parte de sus competencias al Centro de Transfusión de Madrid, un organismo público creado hace ya más de 27 años para coordinar las donaciones de sangre en la Comunidad».

Tal y como afirma ADECETMA, esto supuso «un desembolso innecesario e injustificado para las arcas públicas» y «un deterioro del servicio» que se manifestó en el descenso del número de donaciones de sangre. La asociación, para denunciar este hecho, ha llevado a cabo durante lo últimos años varias «manifestaciones en la calle, encierros, campañas de información», que tienen su punto culminante en la intención de ADECETMA de acudir al Tribunal Supremo a la vista de la última sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Asociación sin legitimación para impugnar

Esta sentencia inadmite la impugnación del convenio por parte de ADECETMA, que decidió presentar la impugnación por «la opacidad y la forma sorpresiva con que actuó la Comunidad de Madrid, la ausencia manifiesta de estudios o informes objetivos de tipo económico, laboral, estadístico, jurídico, técnico o de gestión que avalaran y/o justificaran la decisión adoptada y la amenaza real –materializada poco después– de la pérdida de sus puestos de trabajo por parte de personal del Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid». El TSJ de Madrid afirma que ADECETMA «carece de legitimación para impugnar el convenio», según explica la propia asociación.

«ADECETMA considera que, desde el punto de vista social o público, se trata de una ‘sentencia trampa’ que deja sin resolver las gravísimas cuestiones planteadas. Y, además, entiende que es también muy discutible jurídicamente», por lo que su siguiente acción será acudir al Tribunal Supremo. Para ello, la asociación lanza una campaña de crowfunding, con la intención de recaudar el suficiente dinero para poder financiar nuevas acciones.

«El proceso judicial tramitado en los últimos dos años y medio ha servido para poner de manifiesto un comportamiento procesal abusivo, obstruccionista y dilatorio por parte de la Comunidad y una actitud injustificable por parte de Cruz Roja, que no ha querido intervenir en la causa a pesar de ser la parte directamente beneficiada. El proceso ha servido también para acreditar la frivolidad con la que las dos entidades firmantes trataron este asunto, señalando objetivos injustificados e irreales que no se han cumplido ni en 2014, ni en 2015, ni en lo que va de año 2016, en los que se han mantenido las duplicidades y –esto es lo peor– se ha minorado de manera creciente y sustancial el número de donaciones», concluye ADECETMA.

 

Deja un comentario