Derecho Sanitario No se considera probado que lo hiciera por consejo del acusado

Absuelto un naturópata por la muerte de un enfermo de leucemia que abandonó su tratamiento

— Madrid 1 Feb, 2018 - 10:47 am

El Juzgado de lo Penal número 10 de Valencia ha absuelto a un naturópata juzgado por la muerte de un joven enfermo de leucemia, que abandonó el tratamiento de quimioterapia que estaba recibiendo en la Sanidad Pública, al no considerar probado que lo hiciera por consejo del acusado.

Poder_JudicialEl magistrado considera probado que el “acusado le indicó determinadas pautas alimenticias a seguir y le aconsejó tomar determinados complementos alimenticios para fortalecer su organismo frente a la enfermedad y el tratamiento con quimioterapia al que iba a ser sometido, aconsejándole, no obstante, que no dejara dicho tratamiento, así como que indicara a los médicos que le atendían en el Hospital Arnau de Villanova los productos o complementos alimenticios que le había recomendado, por si pudieran tener algún tipo de contraindicación con el indicado tratamiento”.

Según se muestra en la sentencia recogida por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), no se analiza “si la denominada “medicina natural es una alternativa real y eficaz a los tratamientos médicos actualmente existentes contra el cáncer u otro tipo de enfermedades graves o si por el contrario se trata de un conjunto de terapias pseudocientíficas promovidas por un grupo de charlatanes sin escrúpulos que sólo buscan enriquecerse a costa del sufrimiento ajeno”.

No se considera probado

“Lo que aquí se analiza es si puede atribuirse la muerte del joven Pedro Jesús a título de imprudencia grave al acusado y si su conducta es, en consecuencia, incardinable en el tipo previsto en el art. 152.1º del Código Penal, lo que a la luz de las pruebas practicadas y en base a las consideraciones expuestas debe rechazarse, al igual que la pretendida acusación subsidiaria por lesiones, procediendo en consecuencia la libre absolución del acusado por tales delitos”, concreta el magistrado.

El fiscal solicitaba un año y medio de prisión por un delito de intrusismo. La acusación particular, ejercida por el padre del fallecido, le imputaba también un delito de homicidio imprudente y elevaba su petición de condena a seis años de cárcel. El juez, según el CGPJ, no considera probado que el fallecido abandonara el tratamiento de quimioterapia por indicación del naturópata.

Deja un comentario