Viñetología

Aberraciones colegiales #02.11.2017

Aberraciones colegiales #24.10.2017 - Viñetología por Mónica Lalanda

Aberraciones colegiales #24.10.2017 – Viñetología por Mónica Lalanda

Los Médicos de Cataluña, contra la aplicación del artículo 155

5 Comentarios

  1. Manuel M. Ortega Marlasca says:

    No todo el monte es orégano….Una pena que digas todo eso. No somos pocos los que seguimos en nuestro día a día dando lo mejor que podemos en nuestros colegios y no nos merecemos estos intentos de descalificarnos con tus fáciles argumentos. Una pena viniendo de ti, Monica….

    • José de la Fuente Campos says:

      No reconozco lo que se dice en estás Viñetas, y siento humillación porque dedicamos buena parte de nuestro tiempo al colegio, de forma totalmente desinteresada.

  2. Carlos Fdezmail.com says:

    Una excelente y gráfica descipcion de los obsoletos Colegios Médicos: Treinta años despues de colegiarme siguen areciendome inutiles una forma obsoleta de vivir de nuestras “cuuotas obligatorias”: por lo menos el mío, docde tenmos que pagar los cursos ( a unos precios nada asequibles), als cuotas y más. No organizan mas que Fiestas de Navidad y Cursoos de Golf todo con su correspondiente cuota de inscricion. COLEGIACION VOLUNTARIA YA.

  3. Juan Antonio Garcia Pastor says:

    Excelente viñeta donde sólo se describen hechos o situaciones.
    No juzga estos comportamientos, ni descalifica a persona alguna.
    Como diría Ana Pastor, “estos son los hechos y suyas las conclusiones”.

  4. Carlos López Madroñero says:

    Como en todo, no se debe generalizar.
    Hay colegios que funcionan muy bien porque cumplen con su cometido, que consiste en la defensa de la profesión médica y merecen todo nuestro reconocimiento.
    Otros, desgraciadamente, son los que les dan esa mala fama que magistralmente describe Mónica, porque ciertos caciques disfrazados de médicos los utilizan en su propio beneficio sin importarles la profesión médica. Este es el caso del Colegio de Médicos de Málaga, del que fui Secretario General resultando inhabilitado en 2007 para el ejercicio profesional durante ocho meses, junto con la Vicesecretaria, por empeñarnos en cumplir con los Estatutos y discrepar de ciertas actividades paracolegiales.
    Los consejos autonómicos, que deberían supervisar los colegios provinciales, no lo hacen, porque, a diferencia del Consejo General, ellos son la casa de Juan Palomo (yo me lo guiso y yo me lo como).
    Estoy a favor de los colegios, pero exigiendo que cumplan estrictamente con la única obligación que tienen y dejen las actividades lúdico-festivas a otros.

Deja un comentario