Apunte del día

A la espera de explicaciones sobre el nuevo Consejo Asesor de Sanidad

Constituido el Consejo Asesor de Sanidad, lo primero que cabe advertir es que no debe quedarse sólo en la foto de su toma de posesión como ha sucedido en algunas ocasiones con este órgano asesor. Y, conocidos los nombres de sus integrantes, parece lógico que la ministra convocante, Dolors Montserrat, explique las razones de su elección.

A lo largo del tiempo se ha comprobado cómo trabajos significativos del Consejo Asesor han quedado en nada, al no haber tenido su traducción en normas legislativas que los hicieran realidad. Es lo que ha pasado con el Baremo de Daños Sanitarios, cuya redacción final se produjo en el etapa de la ministra Ana Mato y cuyo sucesor, Alfonso Alonso, lo envió al cajón del olvido. Ahora se encuentra en trámite de rescate por el Partido Popular (PP) y los equipos técnicos están trabajando en ello, aunque puede que el proyecto final no llegue a tiempo en esta legislatura.

Desde mi punto de vista, existe un segundo aspecto a considerar, como es el interés puesto por la ministra Montserrat en este Consejo Asesor y el casi olvido en que tiene al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, en cuyo ámbito debe llevarse a la práctica las indicaciones y sugerencias que salga de aquél. Se diría que opta por el primero porque le va a ser más fácil manejar.

En la presentación del nuevo Consejo Asesor, la ministra apuntó la necesidad de pergeñar unas líneas directrices sobre las que elaborar un libro blanco de los recursos humanos del Sistema Nacional de Salud, algo necesario, pero que no parece que sea el medio más adecuado para desarrollarlo.

En fin, que todavía falta por conocerse por qué la ministra ha optado por los nuevos integrantes de su Consejo Asesor. Debería explicarlo.

Carlos Nicolás

Director Editorial de Acta Sanitaria

1 Comentario

  1. Arturo Ortiz Gonzalez says:

    Todos estamos esperando explicaciones .Tienen que aclararnos para que esta y como ha sido elegido
    Carlos, un abrazo
    Arturo Ortiz

Deja un comentario