Política y Sociedad XV Círculo Sanitario de AMYTS

El 84% de los médicos agredidos no solicita la baja laboral

agresion

En la XIV edición del Círculo Sanitario sobre ‘Prevención de las agresiones a médicos‘, el sindicato médico madrileño AMYTS ha abordado la situación que padecen los profesionales sanitarios en relación con estas incidencias, ya que según cifra el Observatorio de Agresiones de la Organización Médico Colegial (OMC), en un 84 por ciento de los casos no solicitan la baja laboral.

José Alberto Becerra

José Alberto Becerra

En este foro de debate, que buscó “fomentar las relaciones profesionales, científicas y de colaboración con otras organizaciones sanitarias y con la sociedad”, estuvieron presentes la responsable del sector de Salud Laboral de AMYTS, la doctora Victoria Velasco; su asesora jurídica, la letrada Ana Fernández; su delegado de Prevención de Riesgos Laborales en la zona norte, el doctor Luis Izquierdo; el coordinador del Observatorio de Agresiones de la OMC, el doctor José Alberto Becerra; el director general de Recursos Humanos del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS), el doctor Pablo Calvo; y su gerente de Atención Primaria, la doctora Marta Sánchez.

Victoria Velasco abrió esta mesa redonda con su intervención como moderadora y señaló que la profesión médica no registra denuncias por agresiones y son aceptadas como “gajes del oficio”. Por este motivo, sostuvo que “se debe abordar esta problemática con los agentes implicados, como son los representantes de los profesionales sanitarios, representantes sindicales, la Administración y asesores jurídicos, para afrontarla y solucionarla, en la medida de lo posible”.

Legislación como base

De esta forma, se tomó como base, para iniciar el coloquio, la ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales, que “tiene como objetivo promover la seguridad y la salud de los trabajadores y, a su vez, prevenir los riesgos derivados del trabajo, sobre todo, su artículo 14, que hacer referencia a las agresiones”, apuntó Velasco.

Ana Fernández

Ana Fernández

En relación con la actuación del SERMAS en este ámbito, Pablo Calvo incidió en el interés sobre la prevención que Recursos Humanos tiene para “intentar reducir su incidencia, si no es posible eliminarla del todo, que sería lo deseado”. En este sentido, explicó que dicho órgano de la Consejería de Sanidad del Gobierno de la Comunidad de Madrid lleva trabajando sobre esta circunstancia desde la emisión de la Orden 212/4 de marzo de 2004, que establecía las directrices para elaborar los Planes de Prevención frente a conflictos y creaba la Comisión Central de Seguimiento de los mismos.

Además, Calvo resaltó que “en el año 2009, se crea el Registro Madrileño de Agresiones y Conflictos (REMARC), que dotó a las Administraciones de una aplicación para tener un control de incidencias y cuyo objetivo principal es proteger a nuestros profesionales, ya que permite un análisis de la situación en la que se genera la agresión, sus circunstancias, la evolución del proceso seguido, el tipo de ataque recibido y el número de ellos producidos”.

En este contexto, según los datos consultados en el REMARC, durante el 2016 se produjo un incremento de las agresiones, que según subrayó el director general de Recursos Humanos del SERMAS “tiene que ver más con registrar mejor las incidencias que con un incremento real de las agresiones”. “Estamos trabajando junto con la Gerencia de los centros sanitarios para progresar en este aspecto”, sostuvo.

Por su parte, sobre las mejoras que se llevan a cabo desde la Gerencia de Atención Primaria, Marta Sánchez destacó la constitución de un Servicio de Prevención Propio que “permitirá una mayor cercanía y dedicación a su personal e instalaciones”, y la creación de un espacio en la Intranet Salud@ para “facilitar al personal el acceso a protocolos, formación en prevención e información específica, entre otros, sobre el procedimiento a seguir tras una agresión”.

Cómo denunciar

José Alberto Becerra refirió los datos analizados en España por el Observatorio de Agresiones de la OMC, que cifra en un 67 por ciento los casos de médicos agredidos de género femenino. Frente a este dato, manifestó que “la concienciación de la situación de violencia de género permite actuar con más intensidad”.

Luis Izquierdo

Luis Izquierdo

Respecto al hecho de denunciar o no, Becerra expuso que el 32 por ciento de los casos no lo hace, “ya que no se siente apoyado y camina solo”.  Con este escenario, Ana Fernández comentó las tres formas más adecuadas para presentar una acusación, como son la denuncia en la comisaría de policía o guardia civil, en el juzgado o a través de un abogado. Su recomendación fue la tercera opción, “ya que conoce el mecanismo y procedimiento judicial”.

Para concluir este debate, Luis Izquierdo planteó su caso particular en el que fue agredido físicamente en su consulta. En una valoración realizada desde su propia experiencia, manifestó que “los protocolos de actuación en Atención Primaria deben ser dinámicos, hay que evitar los eufemismos, mantener la asertividad y no colaborar con el silencio”.

Deja un comentario