Tecnología e Investigación Según un estudio de la ISTH

Un 10% de las mujeres gestantes presenta una complicación tromboembólica en el embarazo

— Barcelona 4 Ene, 2018 - 11:28 am

El estudio internacional Women International Team (WiTEAM), 2018-2020 de la Sociedad Internacional de Trombosis y Hemostasia (ISTH), ha reflejado entre sus conclusiones que un 10 por ciento de las mujeres gestantes tiene alguna complicación tromboembólica durante el embarazo o el puerperio.

Amparo Santamaria

Amparo Santamaria

Sobre esta investigación, la citada organización científica señala que tiene como objetivo determinar la relación causa-efecto entre trombofilia genética y problemas reproductivos: infertilidad, abortos de repetición, muerte fetal y pre eclampsia, entre otros.

Asimismo, dicho estudio de la ISTH recoge que la fecundación in vitro o los tratamientos hormonales incrementan hasta 10 veces más el riesgo de trombosis que un embarazo natural y que una de cada cuatro pacientes con problemas de fertilidad o complicaciones graves durante el embarazo es portadora de una trombofilia genética provocada por la disfunción del factor V Leiden, la mutación del gen de la protrombina, la mutación del factor XII, el grupo sanguíneo ABO o los niveles de factor VIII.

El riesgo y tratamiento de la trombofilia en la mujer es diferente al del hombre porque en el caso de ellas se trata de una enfermedad que puede afectar a cualquiera durante su etapa fértil. Para la investigadora principal del estudio, la doctora Amparo Santamaría, “la trombofilia asociada a la reproducción merece una atención específica porque es un problema de salud internacional que debe abordarse de manera detallada”.

Establecer guías y consensos

En este sentido, esta facultativa puntualiza que se debe a que “los motivos que la desencadenan están relacionados con el ciclo vital hormonal: desde la menarquia, toma de anticonceptivos, tratamientos hormonales, embarazos previos y fecundaciones in vitro”.

Por otro lado, Asunción Santamaría resalta que “el estudio es una oportunidad para que hematólogos, obstetras, ginecólogos y especialistas en reproducción asistida aúnen esfuerzos tanto en el diagnóstico, como en el tratamiento preventivo para establecer guías y consensos”.

Deja un comentario